Leucemia linfocítica crónica: terapia complementaria

0
193

Por  Brunilda Nazario

Los medicamentos dirigidos, la cirugía y la radiación se encuentran entre los tratamientos comunes para la leucemia linfocítica crónica (LLC), pero la terapia complementaria también puede desempeñar un papel en el control de su enfermedad.

Hable con el médico que trata su cáncer antes de probar la terapia complementaria para asegurarse de que sea segura para usted y que la use correctamente.

Respiración y Meditación

La respiración profunda es una forma sencilla de reducir la ansiedad y el estrés de vivir con cáncer. También podría ayudarte a dormir mejor.

Puedes hacer la respiración profunda en cualquier lugar. Para comenzar, respire profundamente desde el diafragma, que se encuentra entre los pulmones y el abdomen. Sosténgalo durante unos segundos y luego deje salir el aire lentamente.

La meditación lleva la respiración profunda un paso más allá al enfocar tu mente. Siéntese en un lugar tranquilo y concéntrese en la sensación de su respiración entrando y saliendo de su nariz y boca. O concéntrate en el sonido de una palabra que repites, como «amor» o «esperanza». Deja que cualquier pensamiento pase por tu mente sin detenerte en él.

Yoga

El yoga combina la respiración profunda con movimientos y una serie de poses. Cuando tiene cáncer, podría ayudarlo a aliviar el estrés y mejorar su estado de ánimo.

Si desea probar el yoga, consulte primero a su médico para asegurarse de que las posturas sean seguras para usted.

Acupuntura

Cuando recibe acupuntura, un profesional coloca agujas delgadas en puntos de su cuerpo. Puede ayudar con los efectos secundarios de la quimioterapia, como:

Dolor
Náusea
Somnolencia
Sofocos
Entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies

La acupuntura tiene pocos riesgos. Aún así, desea acudir a un acupunturista autorizado que tenga experiencia en el tratamiento de personas con cáncer. Los tratamientos como la quimioterapia pueden debilitar su sistema inmunológico, la defensa del cuerpo contra los gérmenes, lo que puede aumentar sus posibilidades de infección por una aguja sucia.

Masaje y Reflexología

El masaje crea una sensación de calor en su cuerpo y aumenta el flujo de sangre a sus órganos y tejidos. Puede ayudar a controlar el estrés, aliviar el dolor y hacer que se sienta relajado.

La reflexología combina el masaje con elementos de acupuntura. El terapeuta masajea puntos en sus manos y pies.

Los estudios sugieren que el masaje ayuda con los síntomas de la leucemia, como dolor, náuseas, cansancio y dificultad para dormir. Ese alivio puede durar 2 días después de tu sesión.

El masaje generalmente es seguro para las personas con cáncer. Es posible que deba evitar el masaje de tejido profundo si tiene un recuento bajo de plaquetas porque podría causar hematomas. Pregúntele a su médico antes de probar esta terapia y busque un masajista que tenga experiencia en el tratamiento de personas con cáncer.

Aromaterapia

La aromaterapia utiliza aceites concentrados de plantas, llamados aceites esenciales, para aliviar los síntomas del cáncer. Puede inhalar estos aceites o hacer que un masajista los frote en su piel.

En estudios pequeños, la aromaterapia ayudó a mejorar síntomas como estos en personas con cáncer:

Ansiedad
Apetito
Cansancio
Depresión
Náusea
Dolor

Cada aceite esencial tiene un uso diferente. El aceite de jengibre ayuda con las náuseas. La mejorana dulce mejora el dolor y la ansiedad. La lavanda te ayuda a relajarte y a dormir mejor.

Los aceites esenciales son seguros en general, pero en algunas personas pueden causar reacciones alérgicas o irritar la piel. Si tienes la piel sensible, quizás quieras probar un poquito del aceite en un área pequeña de tu piel antes de usarlo durante un masaje.

Tai Chi

Esta forma de artes marciales chinas combina movimientos lentos y fluidos con respiración profunda y pensamientos enfocados. El tai chi es más que un simple programa de ejercicios. Los estudios demuestran que puede ser útil para la fatiga, los problemas para dormir, la depresión y el dolor. Y es lo suficientemente suave para las personas con cáncer.

La mejor manera de aprender tai chi es tomando una clase, ya sea en persona o virtualmente en línea. Informe al maestro si tiene algún problema articular o muscular antes de comenzar. Es posible que deba modificar algunos de los movimientos.

Remedios de hierbas

Las plantas han sido parte del tratamiento de muchas enfermedades durante miles de años. Se han estudiado algunas hierbas por su capacidad para tratar el cáncer, entre ellas:

Ginseng
Ajo
Kenaf
Semilla de uva
Extracto de te verde

Aunque estos tratamientos naturales matan las células cancerosas o evitan que crezcan y se dividan en el laboratorio, existe una investigación limitada que demuestre que funcionan en las personas. Hable con su médico antes de probar cualquier suplemento a base de hierbas. Aunque estos remedios son naturales, podrían causar efectos secundarios o interactuar con los medicamentos que toma para tratar su cáncer.

#taichi #qigong #cáncer #leucemialinfocítica

La meditación en movimiento como el Tai Chi y el Qi Gong son muy buenos para concentrar toda tu atención en tu salud. Al enfocarte en ti mejorará mucho tu concentración en todos los aspectos de tu vida. Meditación en movimiento es lo que debes realizar para mejorar tu salud. Visita la siguiente página para conocer los lugares que tenemos en la CDMX:

Clases de Kung Fu, Tai Chi y Qi Gong.

 

También contamos con clases a distancia y cursos en línea, visita la siguiente página:

Cursos en línea Tai Chi, Kung Fu y Qi Gong

Fuente: https://www.webmd.com/cancer/lymphoma/cll-complementary-therapies