Reseña del 11vo Retiro Anual Shaolín 2015 con SiFu Shi Yan Ming

Del pasado 22 al 25 de Octubre se celebró el 11vo retiro Anual Shaolin en México.

No recuerdo cuando fue la última vez que mis piernas me dolían tanto, pero tal vez la respuesta sea en el Retiro Shaolín del 2014, así es, me encuentro en el 11vo Retiro Shaolín 2015, inerte, pensativo, tratando se asimilar lo aprendido, no tengo mucho tiempo, en unos minutos tengo que entregar mi habitación, pero no quiero, me encantaría estar aquí unos días más. Son tres puntos los que me hacen querer permanecer aquí:

  1. El monasterio Benedictino donde estamos hospedados (Cuernavaca Mor.) es hermoso, con prados grandes donde podemos entrenar, un silencio tan presente que a veces da miedo, y más aún cuando estamos descansando en nuestras habitaciones, pues la introspectiva siempre florece a tanta quietud.
  2. Los nuevos hermanos que he encontrado me hacen sentir como en casa, siempre están dispuestos a apoyar en lo que necesite, y pareciera que la energía nunca se agota pues los veo entrenar en todo momento.
  3. Pero no cabe duda que el motivo principal es, SiFu Shi Yan Ming, Monje Guerrero de la generación 34 de Shaolín, Abad del Templo Shaolin de México A.C., sin dudas el mayor exponente de las artes marciales, el motivo por el cual todos estamos aquí.

Comenzamos muy contentos nuestro registro, donde se nos recordó de la cena de bienvenida, cuando llegamos al comedor, grande fue la sorpresa que nos llevamos, las mesas estaban plegadas, y una gran pantalla en un extremo, confundidos, uno en uno nos fuimos sentando alrededor del salón, inquietos por la incertidumbre, pues ignorábamos lo que iba acontecer. Poco a poco el salón se fue llenando de participantes y miembros del Templo, cuando sin avisar unos pasos se escucharon en el salón, y como una sutil orden todos se alinearon, los pasos sonaron más fuerte y una figura apareció en el comedor, “El que dejo a todos atrás” –Stan Lee- “Super Humans” ; me refiero al gran maestro SiFu Shi Yan Ming.

Amitabha! Impresionante la personalidad de Shi Yan Ming. Todos al unísono respondieron AMITABHA!! Y se apresuraron a alinearse, comenzaron a correr, para nuestra sorpresa, estábamos envueltos en una magnifica exhibición de Kung Fu Shaolín. Se desbordaba Chi, entre patadas, posturas y movimientos de brazos, no podía dejar de ver la cara sonriente de SiFu, y para darle más emoción, un despliegue de formas con armas nos invadieron, cuando terminó todo, el maestro simplemente se puso de pie, expresando lo contento que se sentía, menciono lo impresionado que estaba por la técnica y crecimiento marcial del Templo Shaolín de México en general. Proseguimos con la cena y una proyección del documental “El Monje del Kung FU” realizado para el SiFu Shi Yan Ming por National Geographic. Todo apenas comenzaba.

Una melodiosa música anunciaba el primer entrenamiento, exactamente a las 06:00 AM donde se nos puso a prueba nuestra resistencia física, corrimos por unos minutos una colina, y el MORE CHI!!! No se dejaba de escuchar. Acto seguido, el desayuno, evento esperado por más de uno.

La segunda clase se anunciaba, una clase “suave” pues se anunció como Tai Chi y Qi Gong, efectivamente así comenzó con Qi Gong, donde el SiFu nos regaló el Qi Gong de Oso, una serie de movimientos desarrollados durante la dinastía Han como método para corregir problemas de salud comunes, luego de una hora practicando se anunció la clase de Tai Chi, dos palabras que jamás había mesclado, “lanza y Tai Chi”. Efectivamente el maestro desbordo movimientos relajados pero fuertes, “¡Estábamos practicando Tai Chi con lanza!”.

Y al fin lo que todos estábamos esperando, la tercera clase venía, y con ella todo el esplendor del Kung Fu Shaolín. Unos giros de brazos y piernas comenzaron, el calentamiento se imponía, y al mismo vibrar de nuestros corazones, juntos entonamos nuestro tradicional saludo, el que indicaba el inicio de la clase, la energía se sentía, las miradas determinadas de todos era de admirarse, unos cuantos competíamos con nuestros movimientos básicos, algo que hay que vivirlo para entenderlo.

Más de 150 personas reunidas entrenando exactamente la misma técnica, se podían ver grupos practicando por todos lados, no cabe duda que la lanza es un arma extraordinaria, y que cuando se está dispuesto el cansancio pasa a segundo término. Bien lo dice el SiFu – “para el que quiere es fácil, para el que no quiere es difícil”


B
ien, ya me están esperando, tengo que retirarme de este hermoso lugar, fueron 4 grandiosos días donde se nos entrenó en la espectacular disciplina de Shaolín, me voy pero no para despertar del sueño, si no para vivirlo día a día, Kung Fu se traduce como “trabajo de excelencia”, como afilar tu cierra día a día, desde la mañana hasta el anochecer, con la familia, amigos, y demás. Un gran agradecimiento a esos maestros que más que kung fu son maestros de vida. Nos vemos de nuevo en el Retiro Shaolin Octubre 2016 con SiFu Shi Yan Ming.

AMITABHA

PD: Si asististe al retiro busca en tu correo electrónico que nos proporcionaste las fotos completas del evento en alta calidad. 

Próximamente aquí el resumen en video. 

Espera en tu correo electrónico las notas importantes y recordatorios del evento.

 

DSC_0055.1

 

DSC_0053.1

 

DSC_0040.1

 

DSC_0027.1

 

DSC_0008.1

 

G0077331.1

 

DSC_0069