El Octuple Sendero y la Rueda del Dharma

El Octuple Sendero y la Rueda del Dharma
Publicado en el num. 2 de la Revista Kung Fu

El Octuple Sendero
Y La Rueda del Dharma

 

Hablar de Auto trascendencia es hablar de espiritualidad, hablar de espiritualidad es hablar de diversidad y en la diversidad exiten un sin fin de posibilidades de desarrollo humano,  una de ellas es el Budismo.

El Budismo, en cualquiera de sus tradiciones, cuenta con una gama infinita de practicas y técnicas para la auto trascendencia, mejor conocidas como“Medios Hábiles” tales como la meditación y las artes marciales y desde luego “La Enseñanza”, mejor conocida como “Dharma”, poner en movimiento la rueda del Dharma es poner en practica todas sus herramientas con el fin de alcanzar el ideal mas alto para un ser humano “La Iluminación”. Este proceso es sin duda, un camino arduo y extenso, que puede llevarnos muchas vidas, todo depende de nuestro compromiso, disposición, confianza y disciplina.
El Dharma es un camino directo y practico, sin romanticismo religioso o dogmático que entorpezca el aprendizaje. En el budismo existen principios censillos tales como que todo es inpermanente, insustancial e insatisfactorio (es decir que lo que pueda satisfacerte del mundo lo hará solo de manera momentánea, no hay nada en este mundo que definitivamente pueda satisfacerte de manera ultima, nada es permanente, ni el placer, ni el sufrimiento).
 Ser budista no es necesariamente vivir en un monasterio y olvidarse de Samsara (el mundo material), es mas bien adaptarse a el desde nuestra experiencia humana cualquiera que esta sea, hoy en día la diversidad se ha hecho presente también en el budismo y de esta manera pueden existir sistemas de practica no monacales, se puede ser budista laico, con una vida normal y esto le da un merito especial, debido a que nos hacemos concientes y responsables de nuestros pensamientos, sentimientos y acciones de un modo inmediato en un mudo tan inmediato y material como lo es el nuestro.
 Desarrollar cualidades como lo son la sensibilidad, la compasión, la atención conciente, la ecuanimidad, la ética y la sabiduría no son una tarea fácil, debe haber un compromiso real con la practica, debe haber un esfuerzo real y conciente por conocernos a nosotros mismos, es por esto que el Octuple Sendero se convierte en una guía, en un medio hábil desde el cual replantear nuestra experiencia humana para lograr una verdadera trascendencia espiritual.
Prácticamente todas las tradiciones del budismo cuentan con esta concepción y el Budismo Chan no puede ser la excepción. El Budismo Chan pertenece a la tradición china y parte del antiguo Budismo Shogo shin shu, que mas tarde se convirtió en Budismo Shin, para desembocar posteriormente en el Budismo Chan.
Este tipo de budismo se practica en la poderosa tradición Shaolin, donde desde luego el Dharma y el Octuple sendero tienen su lugar, y donde las diferencias en el desarrollo de la practica con las otras tradiciones budistas, esta en que en el Shaolin todo esta vinculado directamente con la acción física inmediata y no únicamente en el terreno de la meditación, que por cierto es un proceso tan activo como el anterior, solo que en otro sentido.
El Shaolin pone en movimiento la rueda del Dharma de un modo explosivo e inmediato, a través de sus practicas como lo son el Qi Gong, el Tai chi, el Boxeo Chino y por supuesto el Shaolin Kung Fu entre muchas otras, Kung fu es perfección, es excelencia y que mejor manera de poner en movimiento la rueda del Dharma que la que promueve el Shaolin.
Entre sus coloridas y artísticas representaciones de sus preceptos e ideales, el Shaolin cuenta con una imagen representativa de la rueda del Dharma, un circulo rodeado de 8 anillos que representan La Rueda del Dharma y El Octuple Sendero, 8 pasos, 8 estrategias, 8 vías a través de las cuales “recalibrar” nuestra visión para ver las cosas tal y como son, para entendernos a nosotros mismos, para superarnos y con ello estudiar la naturaleza del pensamiento con todos sus condicionantes para después poder modificar la actitud y las acciones con las cuales reaccionamos ante los estímulos de la realidad y a la larga, con el suficiente esfuerzo llegar a La Iluminación.
El Octuple Sendero
1 Visión  Perfecta
2 Emoción Perfecta
3 Habla Perfecta
4 Acción Perfecta
5 Subsistencia Perfecta
6 Esfuerzo Perfecto
7 Atención Perfecta
8 Samadhi Perfecto (Meditación Perfecta)
Para poder entender este sendero es importante comprender lo que significa la perfección de acuerdo a como la concebía el Buda, que es una manera muy distinta a la que  esbozamos nosotros.
Las traducciones por las que han pasado los textos budistas, han sufrido ciertas modificaciones que cambian un poco o bastante el significado real, debido entre otras razones a que el Pali (lengua original de estos textos) posee una gramática muy distinta a la occidental y por lo tanto se tienen que utilizar como ultimo recurso sinónimos que no dan la idea original que se quiere expresar.
 Suele substituirse “Perfecto” por “Correcto”, lo “Correcto” en el budismo es lo equilibrado, aquello que permite un balance y no un extremo, es bien sabido por todos que los extremos producen el caos, lo correcto es lo que permite el respeto y la armonía y con esto un excelente desarrollo de las cosas, entonces podemos entender que la Perfección budista nada tiene que ver con la banal concepción que podemos tener, según nuestros cánones. El Shaolin tiene mucho que decir respecto a la Perfección, la Perfección es la excelencia, la impecabilidad y se llega a ella solo a través de la práctica, la disciplina y desde luego el compromiso, un esfuerzo adecuado nos puede convertir en maestros de lo que practiquemos.
Visión Perfecta es ver las cosas tal y como son, sin el filtro sociocultural desde el cual abordamos y damos por terminada nuestra experiencia humana, sin los condicionantes psicológicos a los que constantemente nos atamos, para desarrollar una visión perfecta hay una serie extensa de practicas muy diversas, como lo son varios tipos de meditación y por supuesto las artes marciales practicadas de un modo muy “especial”. Una visión perfecta permite percatarnos de que todas las cosas son impermanentes, insustanciales e insatisfactorias.
Emoción Perfecta es poder desarrollar un muy fino modo de sentir, mas allá del desenfreno y del desbordamiento de emociones que nos pueden llevar a la apatía, a la euforia, al dolor, a la furia, a la confusión, a la mal interpretación o al caos. La emoción perfecta se desarrolla a través de la ética y la compasión y muy especialmente de la humildad y el amor a todos los seres sintientes, (Metta Bavhana) ponernos al servicio de los demás es una muy buena práctica que puede generar emoción perfecta.
Habla perfecta es comunicar de verdad, no solo hablar por hablar, no hablar desde la aversión o el odio, no mentir o confundir, solo decir la verdad y hablar cuando sea necesario de un modo siempre eficaz, ágil y dinámico, una buen método para desarrollarla, es practicar silencio, esta practica se puede llevar a cavo, de vez en cuando y con ella podemos darnos cuenta de la cantidad de cosas que pasan por nuestra mente y que informan nuestros actos, además de que nos permite experimentar la calma del silencio y con esto contemplar la naturaleza de nuestra habla.
Acción Perfecta, nuestros actos están informados por lo que traemos o albergamos en nuestra mente, si existe el desorden o el caos en nuestra mente, esto se vera reflejado en nuestras acciones, el budismo denomina los actos, como torpes o hábiles, la acción perfecta es sin duda un acto perfecto y lo que lo hace perfecto es la armonía, el respeto y la ecuanimidad con la que nos conduzcamos, una buena practica para desarrollarla es una meditación de atención y foco (técnica especial).
Subsistencia Perfecta es trabajar para vivir de un modo honrado y honorable, que no sea dañino  ni para ti ni para otros, que no rompa con los derechos o la salud de los demás, que ganar dinero no implique el robo, el abuso, la extorsión, el dolor de los animales o e dañar la salud de quien sea, la practica recomendad es simplemente hacer conciencia y vivir de un modo sencillo.
Esfuerzo Perfecto es asumir con disciplina, compromiso y respeto una serie de acciones que nos lleven a conquistar nuestras metas, sin desidia, sin cobardía y sin pretextos para lograr esto se necesita mas que fuerza, convicción y honestidad, la voluntad no es una fuerza, es una simple elección, hacer un esfuerzo perfecto implica dedicación, disciplina y contento.
Atención perfecta es estar en un solo lugar en un solo tiempo, es afinar nuestra capacidad de visión, es poder comprometernos a darle seguimiento a un hecho, a una circunstancia o a una practica, es detener el dialogo interno, para desarrollarla hay varias meditaciones como la antes mencionada (atención y foco).
Samadhi Perfecto es Meditación Perfecta y esto implica una práctica disciplinada con una instrucción adecuada, además de un estudio directo de nuestros condicionantes cognitivos.
Es importante señalar que lo anterior es un extracto sumamente incompleto de lo que es en general el Octuple Sendero, es practimanente imposible hablar de todos los aspectos que hacen posible este camino de desarrollo humano y por otro lado es muy importante señalar que cada uno de los puntos deben interactuar entre si de varios modos, ya que todos dependen de los otros.
El Shaolin permite girar la rueda del Dharma de un modo muy emocionante, quienes hemos tenido la oportunidad y el honor de platicar con Sifu Shi Yan Ming hemos podido constatar los resultados de una practica real y constante en el andar del Octuple Sendero, la impecabilidad del Kung Fu, la sabiduría y la actitud de Sifu Shi Yan Ming es bastante evidente, los invito a constatar todo lo anterior visitando El Templo Shaolin de México y a conocer al Sifu Shi Yan Ming en sus visitas a este país, se despide su amigo Shi Heng Tue Amitabha!!!

 

Speak Your Mind

*