De regreso del Retiro Shaolin 2010

Por Kid Buda

Tomado del blog original de Kid Buda

Estoy recién desempacado del Retiro Shaolín al que fui el fin de semana pasado (22 al 26 julio), me duelen hasta los cabellos que no tengo pero fue una MARAVILLOSA experiencia. Esperé casi 3 años y por fin pude asistir.

Pero vamos por partes, ¿qué es o qué fue el Retiro Shaolín 2010? ¿Quién lo organiza y para qué?

Ok. El retiro es organizado por el Templo Shaolín de México del cual está a cargo el maestro Shi Heng Yi y la finalidad del retiro es entrenar (Kung Fu Shaolín, Tai Chi Shaolín y Chi Kung Shaolín) y recibir enseñanza de Budismo Chan durante un fin de semana con Sifu Shi Yan Ming, monje guerrero de la 34a generación de monjes Shaolín y venerable abad del USA Shaolin Temple y con los miembros del Templo Shaolín de México.

El retiro se llevó a cabo en el Monasterio Benedictino en Cuernavaca, Morelos, un lugar precioso y excelente para aislarte de la “Fast Life” como la llama Sifu y concentrarte en lo que vas a aprender.

Todos los días podíamos levantarnos a las 5:45 para empezar a practicar a las 6:00 A.M el arte marcial de tu elección con los maestros del TSM ( Templo Shaolín México) para después desayunar y más tarde comenzar el entrenamiento con Sifu.

Llegué el jueves por la noche al Monasterio Benedictino y la emoción me invadía a medida que me acercaba a la hospedería del monasterio, al llegar ya estaban los miembros del TSM con Sifu Shi Yang Min cenando y casi me desmayé cuando lo vi, en mi caso y estoy seguro que para muchos practicantes y fans de las artes marciales es así, conocer a Sifu y entrenar con él se trata de pasar tiempo con una leyenda viviente y un poseedor de un gran conocimiento ancestral ahora casi perdido.

El viernes temprano comenzamos el entrenamiento, yo elegí Tai Chi y Chi Kung con los maestros del TSM a las 6.00 AM para después volver a entrenar con Sifu esas mismas dos artes marciales y cerrar con algunas horas de Kung Fu y una hora de Budismo Chan.

Casi todos los días estuvo nublado, de hecho el viernes, todo el entrenamiento de Kung Fu ( Garrote Shaolín) fue bajo la lluvia, cosa que no nos importó o afectó en lo más mínimo, era tan dinámico el entrenamiento que todos irradiábamos mucho calor y la lluvia no nos enfriaba, de hecho de nuestros cuerpos salía vapor mientras nos movíamos. Me traje conmigo un par de caídas sobre el lodo, un par de rasguños en el bíceps con el garrote pero nada grave. :D

Entrenar con Sifu es una experiencia vivificante, él es una persona que vive, respira, irradia y disfruta el Kung Fu, tiene tanta energía (Chi) que innevitablemente te contagia y te mueves. El entrenamiento aunque es muy demandante es bastante flexible, habíamos muchas personas que jamás habíamos hecho Kung Fu Shaolín o cualquier arte marcial y pudimos disfrutar a nuestro ritmo de todo lo que el maestro vino a enseñar.

Pareciera exageración, pero en verdad después de entrenar dos días con Sifu y los maestros del TSM me sentí renovado y mucho más fuerte y balanceado, para el tercer día de retiro yo ya no me quería regresar. :D

Conocí gente maravillosa, aprendí mucho de todos y cada uno de ellos.

Hoy de vuelta al DF y al trabajo en L2A me traigo conmigo un pedazo muy pequeño de la sabiduría de Sifu, un enfoque nuevo para mi vida y una serie de ejercicios que aumentan mi Chi, me hacen más fuerte y complementan muy bien mi búsqueda personal de iluminación.

Mi eterno agradecimiento a todos los miembros del TSM, a Sifu y a todos los asistentes.

Amitabha!

Kid Buda

PD: Amitabha significa muchas cosas, entre ellas es ” Que Buda te bendiga”.