Historia de Shaolin

El Kung fu Shaolin y Budismo Chan son uno, así como no puedes separar tu cuerpo de tu mente, el Chan no puede ser separado de las artes marciales en el templo. Así que para hablar de la historia de Shaolin es importante empezar con los orígenes del Budismo.

Shakyamuni Buda y el inicio del Budismo

Siddhartha Gautama fue un príncipe que pertenecía al Clan Shakya en lo que es ahora Nepal, alrededor del año 500 antes de Cristo. Al nacer, un sabio predijo que se convertiría en un rey o líder espiritual. Su padre, por supuesto, quería que se convirtiera en el líder del reino, así que trató de protegerlo lo más posible adentro del palacio. Sin embargo, Siddhartha creció y quería ver el reino que alguna vez gobernaría, a pesar de los esfuerzos de su padre, Siddhartha encontró sufrimiento en forma de enfermedades, envejecimiento y muerte, entonces decidió dejar su vida real y confortable para convertirse en un hombre santo y poder encontrar la causa del sufrimiento y terminarlo.

Después de haber estudiado con varios maestros y aprendido sus filosofías, Siddhartha no estaba satisfecho. Los métodos que practicó para encontrar la espiritualidad fueron: pedir limosna, meditación y ascetismo. Un día se sentó debajo de un árbol de higo y decidió no levantarse hasta que encontrara las respuestas a sus preguntas y después de 49 días de meditación descubrió la verdad del camino de en medio y desde ese momento en adelante fue conocido como Buda “El iluminado” También fue llamado Shakyamuni o Shijiamouni Fo en China. Shakyamuni significa “sabio del clan Shakya”.

Por el resto de su vida, Siddhartha viajó enseñando la filosofía o el “Dharma” a cualquiera que deseara estudiar con él. Formó Sanghauna, una comunidad de monjes que conservaron y continuaron sus enseñanzas después de su muerte.

Orígenes del Chan

Se dice que el budismo Chan se originó en uno de los sermones de Buda Shakyamuni. Un día, Buda congregó a sus discípulos para un sermón acerca del Dharma. Sin embargo, Buda no dijo una sola palabra, simplemente sostuvo una flor. Aunque varios de sus discípulos trataban de entender su significado sólo uno, Mahakasyapa, lo entendió. Él sonrió a Buda y Buda reconoció su realización. Se dice que el Chan es una transmisión directa del Dharma fuera de los sutras (textos con las enseñanzas de Buda) que se pasan de “mente a mente y de corazón a corazón”, de maestro a discípulo.

Batuo y el Templo Shaolin

El templo Shaolin fue fundado en el año 495 por el monje de origen indio Batuo o Buddhabhadra, que después de viajar por China recibió permiso del emperador Xiaowen, de la dinastia Wei del norte, para construir un templo al pie de la montaña Shaoshi, en la región alrededor de la montaña Song, en la provincia de Henan. La palabra “Lin” significa “bosque” en chino, así que el templo fue nombrado Shaolin debido al bosque al pie de la montaña Shaoshi.

Batuo transmitía las enseñanzas ortodoxas de Hinayana o Budismo Nikaya (Xiao Cheng en Chino). Este tipo de budismo sigue de cerca las enseñanzas de Shakyamuni. Los monjes debían seguir 250 reglas y las monjas 500. Batuo tenía dos dicípulos: Shenchou y Huiguang, los cuales sabían artes marciales antes de ser monjes y fueron los primeros en introducir las artes marciales en el templo.

Bodhidharma

Bodhidharma (PutiDamo o Damo en Chino) era otro príncipe en un clan que estaba en lo que ahora es India, él también decidió dejar la vida de príncipe para convertirse en monje. Cuando Bodhidharma llegó al templo, en el año 527, introdujo las enseñanzas del Budismo Chan, que es parte de la escuela Mahayana (Da Sheng). Este conocimiento paso directamente de Mahakasyapa a Prajnatara, el cual era maestro de Bodhidharma y número 27 en el linaje, Bodhidharma fue el número 28 y el primer patriarca del Chan en China.

Bodhidarma creó cuatro partes integrales del kung fu Shaolin, que son también Sutras:
-2 formas Qigong (formas Chi Kung); el Yijing Jing (sutra del cambio del músculo y tendón) y el Xisui Jing (Sutra del lavado de la medula espinal).
-El Wuxing quan que son las cinco formas originales de animales (dragón, tigre, leopardo, grulla y serpiente).
-El Luohan Shiba Shou, las 18 palmas Luohan.

Huike, discípulo de Bodhidharma, al igual que Sengchou y Huiguang fueron militares antes de convertirse en monjes y trajeron consigo las artes marciales al templo. Huike se convirtió en el sucesor de Damo y antes de que el linaje se acabara hubo 4 sucesores: Sengcan, Daoxin, Hongren y Huineng.

Hui Neng

Hui Neng fue el sexto patriarca que, aunque era un hombre que no sabía leer y considerado por la elite como un “bárbaro”, tenía un entendimiento espiritual muy alto. Un día, mientras llevaba madera, oyó a un monje recitar el Sutra del Diamante y al oírlo se convirtió en iluminado. Le preguntó al monje qué era ese texto y de dónde provenía y pronto hizo los arreglos necesarios para estudiar con el quinto patriarca Hongren, en el monasterio de Dongshan, Hongren supo de inmediato que HuiNeng tenía un conocimiento muy profundo pero debido a sus humildes antecedentes se le puso a cosechar arroz y a cortar madera para que la gente no lo notara.

Un día, Hongren congregó a sus discípulos y les dijo a todos que escribieran un poema que demostrará un entendimiento completo del Dharma y quien lo logrará sería su sucesor, todos los discípulos asumieron que el hermano mayor Shenxiu fácilmente lograría esto, así que nadie escribió poemas. Shenxiu, después de terminar su poema fue muchas veces a la cámara del patriarca pero se ponía muy nervioso y finalmente decidió escribir el poema de manera anónima en la pared para poder ver después la reacción de Hongren. El poema dice:

 

“Nuestro cuerpo es el árbol de la iluminación
Y nuestra mente un espejo brillante
Con cuidado los limpiamos hora tras hora
Sin dejar rastros de polvo.”

Al día siguiente, cuando Hongren vio el poema, anunció que todos los que practicaran el poema ganarían mérito y no nacerían en niveles de existencia inferiores. Esa noche habló con Shenxiu, quien admitió ser el autor del poema. Hongren le dijo que todavía no había obtenido el nivel más alto.

Al día siguiente, HuiNeng oyó a alguien recitando el poema mientras trabajaba. Huineng sabía que el autor todavía no había alcanzado el nivel más alto y le pidió a alguien que escribiera otro poema a lado, ya que Huineng no sabía escribir:

“No hay árbol de la iluminación
No hay tampoco un espejo claro en el estante
Originalmente todo es vacío
Entonces ¿dónde se posan las partículas de polvo?”

Todos los presentes estaban asombrados de que “el bárbaro del sur” podía haber escrito un poema como ese. Hongren rápidamente anunció que el autor de ese poema tampoco había sido iluminado y limpió la pared. Sin embargo, esa noche Hongren llevó a Huineng a su cuarto y en secreto le pasó su canasta para limosnas y sus túnicas, símbolos del patriarca. Así, Huineng se convirtió en el sexto y final patriarca del linaje de Bodhidharma.

La dinastía Tang y el emperador Taizong.

Al final de la dinastía Sui, en el 614, un autócrata llamado Wang Shichong destronó al primer emperador de la nueva dinastía Tang, el emperador Gaouzo (nombre de nacimiento Li Yuan). El nuevo estado de Wang Shichong ocupaba el área donde se encuentra Shaolin y sus alrededores. En batalla, Wang Shichong venció al príncipe Li Yuanji. Inmediatamente, el sacerdote principal Zhicao y otros monjes de Shaolin armados salieron de una montaña en un ataque sorpresa. En la confusión el sobrino de Wang fue capturado vivo y llevado al campo Tang.

El hijo de Li Yuan, Li Shimin se convirtió en el segundo emperador de la dinastía Tang, conocido como Taizong, él hizo un decreto para agradecer la ayuda de los monjes de Shaolin. Tuvo una audiencia con 13 monjes que sobresalieron en la batalla. Donó al templo varios centenares de hectáreas de tierra, permiso especial para entrenar una pequeña armada de monjes marciales, vestimentas, un caldero grande y, lo más importante, permiso para comer carne y beber alcohol, estos eventos se muestran en la primera película de Jet Li “Shaolin Temple”.

 

 

Las cinco familias Chan

Durante la dinastía Tang se desarrollaron 5 diferentes familias Chan y fueron la familia de Guiyang, Linji, Caodong, Yunmen y Fayan. El linaje de Shi Yan Ming viene de la familia Caodong. Sin embargo, la filosofía Chan no es limitada; el mensaje de Shi Yan Ming lo establece claramente “Entiéndete a ti mismo, respétate y haz el bien… ¡Entrena más duro!”

Fu Yu

Al principio de la dinastía Song, Fu Yu era el Abad del templo Shaolin, fue el primer Abad del actual linaje de Caodong. Él invitó a todos los artistas marciales de China al templo 3 veces, cada vez por un periodo de 3 años, donde discutieron, compartieron y refinaron sus estilos haciendo del templo Shaolin un centro aún más importante para las artes marciales en China.

Historia Reciente

Los últimos años de la reciente historia de China han sido muy turbulentos y el templo  Shaolin ha sido también parte de ello. Durante el transcurso de la historia, el templo Shaolin generalmente ha contado con el favor de los emperadores chinos pero también ha sido destruido muchas veces por varios señores de la guerra. Uno de esos momentos fue en 1928, cuando el cacique Shi Yousan atacó el templo, el cual estuvo en llamas por 45 días y muchos de los edificios, libros y documentos fueron destruidos.

Cuando fue establecida la República Popular de China fueron prohibidas todas las religiones y obviamente el entrenamiento, Shaolin también fue prohibido. Durante la Revolución Cultural la Guardia Roja destruyó aún más de los edificios, estatuas y otras reliquias del templo. Durante este periodo, 6 monjes se quedaron a proteger el templo y sufrieron los abusos de la guardia roja. Fueron el Abad anterior Shi XingZheng, Shi WanHeng, Shi SuXi, Shi SuYun, Shi DeChan y Shi MiaoXing.

Después de que salió la película de Jet Li “Shaolin Temple” en 1981, creció la popularidad del Kung Fu alrededor del mundo. El gobierno de China restauró y reconstruyó muchos de los antiguos edificios en el templo pero el templo ya no funciona más como lugar de estudio o entrenamiento sino que es un destino turístico. Muchas escuelas de gran tamaño con miles de estudiantes enseñan Wushu moderno en pueblos cercanos al templo.

USA Shaolin Temple

El monje Shaolin de la 34a generación Shi Yan Ming fundó el USA Shaolin Temple en Nueva York en 1994 después de desertar a los Estados Unidos. Su misión es preservar las auténticas artes marciales de Shaolin y Budismo Chan que han sido transmitidas por más de 1,500 años. Esperamos tener la oportunidad de poder aprender y entrenar a más gente por medio de la creación de más ramas de nuestro USA Shaolin Temple alrededor del mundo y establecer un lugar permanente al norte, en el interior del Estado de Nueva York.

Reseña del Retiro Shaolin 2016

El pasado Octubre concluyó el Retiro Anual Shaolin con SiFu Shi Yan Ming en México. Con una participación de más de 160 personas, “El Monje Shaolin que ha dejado a todos los demás atrás” – History Channel, impartió 3 días de entrenamiento al estilo antiguo. Con mucho gusto les dejamos aquí un testimonio de uno de los asistentes:

Por Rodrigo Reynoso Fuentes.

Muchas personas creen en el destino y estas mismas creen que dicho destino las llevará a lugares y situaciones que, eventualmente, tendrán que enfrentar. Pues se cree que el curso natural de la vida es como un riachuelo, al que si le hechas una piedra éste alterará su curso por unos instantes pero al final retomará el camino que llevaba, ya que a pesar de los obstáculos la vida fluye.

El día 20 de octubre llegábamos a registrarnos, muchos ansiosos y nerviosos pues jamás habían asistido a un retiro de este estilo. Poco a poco el Monasterio Benedictino de Cuernavaca se iba llenando de gente; niños, adultos, gente de la tercera edad, mexicanos y extranjeros.

captura-de-pantalla-2016-11-28-a-las-21-27

 

 

 

 

 

 

Entre más gente llegaba, la emoción incrementaba. Pero ¿qué tienen en común un ingeniero, un antropólogo, un diseñador, un psicólogo, etc.?

He aquí la respuesta: La belleza del Retiro Shaolin, y en general del KungFu Shaolin, radica en que está hecho para gente que no tiene nada en común y a pesar de ello nos une una cosa; este día era la llegada de Shi Yan Ming ¡El monje Shaolin que dejó a todos atrás! ¡Un súperhumano de Stan Lee! Con esta intriga y emoción lo esperamos. Con un anuncio, todos nos juntamos en el comedor del monasterio mientras los estudiantes del Templo Shaolin de México y sus filiales abrían espacio para lo que sería una exhibición llena de energía y mucho Chi.

Finalmente, Shi Yan Ming apareció por la puerta y un silencio total se hizo presente. Este no duró mucho pues se rompió con tres Amitabha! Y un More Chi! Train Harder! Merry Christmas! Happy New Year! Por parte del SiFu, al que todos respondieron con entusiasmo, los estudiantes, con una reverencia, mostraron su respeto de una manera realmente conmovedora. Inmediatamente comenzó la exhibición que sirvió como el gatillo que dio inicio a un fin de semana lleno de dolores de piernas, nuevos aprendizajes y buenas experiencias.

captura-de-pantalla-2016-11-28-a-las-21-32

Al día siguiente sonó el gong ¡¿a las 6:00 a.m.?! Sí, así se empieza el día con el primer entrenamiento del retiro, con el frío de la mañana pero no nos importa pues para eso estamos aquí. Acabando desayunamos solamente para recuperar energía para los siguientes entrenamientos con SiFu; TaiChi, QiGong, KungFu, cada sesión es única, siempre con entusiasmo tanto por parte de los asistentes como de SiFu, todo el tiempo con gritos de aliento More Chi! Train Harder! y continuamente aprendiendo algo nuevo.

Lo bonito de estar practicando KungFu junto con todos aquellos que también se apasionan por la misma cosa es que el Chi nunca falta. Este año tocaron formas de TaiChi de Shaolin, Qi Gong de animales y el dragón de la forma de Wu Xing Quan, formas milenarias que tienen mucho valor intrínseco que podemos aprender directamente de un verdadero monje de Shaolin.

captura-de-pantalla-2016-11-28-a-las-21-29

Al finalizar el retiro sientes dos cosas: uno es el dolor de piernas que te durará toda la semana y la otra es la satisfacción que tienes contigo mismo, pues has hecho algo diferente y, al menos, por un instante de tu vida lograste escapar de las preocupaciones diarias para poder finalmente ver el mundo desde otro punto de vista.

¿Fue el destino?

captura-de-pantalla-2016-11-28-a-las-21-26

 

En el Retiro Shaolin se aprende que el destino no existe, pues todos somos capaces de cambiar y ser diferentes, ser mejores en cualquiera de los aspectos de la vida día con día, si es que uno se lo propone. Pues, como dice SiFu “La vida es bella, pasa volando y hay que disfrutarla, en la vida hay dolor pero tenemos que aceptarlo. Si tu vida no va bien, cambia tu vida. Ayúdate a ti mismo, ayuda a los demás y ayuda el mundo”. Efectivamente, no estamos destinados a nada ¿quién sabe con certeza lo que sucederá mañana? La vida se tiene que gozar y disfrutar de todos sus sabores.

Definitivamente el Retiro Shaolin es un momento de nuestra vida que se disfruta cada instante.

Amitabha!

dsc_0014

Quienes son los Verdaderos Monjes de Shaolin

¿Quiénes son los auténticos monjes de Shaolin?

Los auténticos monjes guerreros del Templo Shaolin de Henan , es decir, aquellos que se educaron, vivieron e  iniciaron en  el linaje del Budismo Chan y arte marcial de Shaolin se cuentan con los dedos de las manos  y son quienes aparecen en el linaje oficial de Shi Fu-Yu , sus nombres están basados en la escritura del poema del Abad Fu Yu  y en el Sutra del Corazón, se encuentran escritos en piedra en la tumba del último gran abad  Shi Xing Zhen  se conocen entre ellos mismos, pues vivieron juntos su niñez dentro del Templo,  por lo que sería inverosímil que llegase un extraño y dijera “ sí, yo también  soy , ¿no se acuerdan de mí? dormíamos en el mismo cuarto!”
 
Estos monjes son los auténticos monjes vivientes de Shaolin y todos ellos aparecen en el Libro “The Shaolin Kung Fu of China” publicado por el gobierno Chino primero en 1985 y ahora rempreso en 2007  con producción  especial del Fotógrafo Song Shufan  miembro del “Consejo para la preservación de los bienes y reliquias de la Montaña Song” del cual van ya 7 ediciones.
 
En la foto de las paginas centrales  ahora histórica aparecen todos ellos, la imagen muestra a unos jovenes Shi Yan Ming , Shi Yan Xiao  y  algunos  pequeñitos que se fueron formando después,  y a los grandes maestros Shi Xing Zheng, Shi Wanheng, Shi Suxi, Shi Suyun, Shi Dechan y Shi Miaoxing.  Estos monjes son la ultima generación de auténticos monjes de Shaolin que realmente vivieron en el Templo y se educaron ahí. 
 
En las fotos Shi Yan Ming aparece utilizando las botas amarillas , símbolo de  distinción para el “Mas brillante”  de los jóvenes.
 

¿ Por qué hay tantos monjes Shaolin en todas partes?

A partir de los años 80 se inauguraron  las escuelas ( OJO: “Escuelas” ) de artes marciales del Templo Shaolin en las afueras del Templo , de ellas año con año se gradúan  aproximadamente 3000 estudiantes de artes marciales  de Shaolin,  a estos jóvenes egresados se les conoce comúnmente como “Monjes Seculares” de Shaolin  y son estudiantes de artes marciales que  aprenden la técnica del arte marcial de Shaolin más conocimientos de Wu Shu y carrera técnica de educación física : no reciben la educación religiosa ni  filosófica tradicional de Shaolin  y algunos de ellos tienen la fortuna de ser educados por los autenticos monjes guerreros de Shaolin. Estos jóvenes  educados por profesores, algunos de los cuales sí son auténticos monjes de Shaolin, son los que recientemente  se han popularizado en el mundo como monjes Shaolin , pero sin demeritar  su  talento (ya que por lo general suelen ser  muy bien entrenados y  con grandes habilidades)   no hay que perder de vista que son auténticos: “Graduados de Shaolin” no monjes.

Otro caso que nada tiene que ver con los monjes guerreros o los monjes seculares, es el de los que por haber tomado clases un año se hacen llamar monjes Shaolin, y otro mas son los monjes budistas de la región que al ver el exito de sus compañeros; se autonombran monjes guerreros de Shaolin.  Pero todos estos son facilmente identificables ya que su nombre no corresponde a ningún linaje, y por eso no los tomamos en cuenta  en esta descripción.
 

¿Qué hay de la gente que dice haber estudiado con los auténticos monjes en China?

Podría ser. Hay cientos de historias de  Nacionales y  Latino-Americanos  que claman ser los únicos y auténticos en su localidad. Y la verdad  nosotros no somos nadie para juzgar a la gente  ni tendríamos modo de saber si es verdad o no, ¿quién puede juzgar eso? lo que sí podemos hacer es reservarnos el beneficio de la duda y  dejarlo a juicio tuyo y de todos los lectores, pero déjame plantearte el siguiente escenario:
¿Qué harías si  en tus próximas vacaciones ves un Chino que llega a México en un Tour a las pirámides  de Chichenitza y  hay un tipo ahí vestido de  Maya con taparrabos, haciendo limpias con  hierbas y de pronto le dice al Chino: “Ven, amigo, te he escogido para que seas mi discípulo y aprendas Todos los secretos de los chamanes y tu serás el elegido de llevar este conocimiento a China”
Probablemente soltarías una risita discreta y pensarías para ti mismo: “pobre Chino, este paisano le va a sacar una lana” ¿cierto?.  Y ¿qué pasaría con el Chino? Probablemente regresaría a China diciendo que  tuvo que viajar  miles de kilómetros hasta Mexico  para conocer a los verdaderos Mayas y aprender los secretos del Chamanismo  del cual ahora es portador y próximamente  pondrá su escuela en Shangai que sera la única que cuente con el linaje directo.
Si este escenario te resulta cómico,  entonces dime  ¿por qué es tan fácil de creer para nosotros  que  fulanito de  tal viajo a no sé qué región lejana de China o Japón  y se encontró ahí en un Templo al gran master de masters del que aprendió todos sus secretos y ahora está de vuelta para mostrarnos a los simples mortales de qué se trata el verdadero Arte Marcial de Oriente. ¿Soy Yo, o suena chistoso?
Actualmente cada paso que das dentro del Templo Shaolin de China hay alguien vestido de monje ofreciéndote clases de Kung Fu de las decenas de escuelas que están afuera y ninguno de ellos podría ser o no ser monje de Shaolin. 

 

¿ Puedo ir a estudiar al Templo Shaolin de Henan, China ?

NO. Al Templo no , a las escuelas si. El Templo Shaolin no recibe estudiantes , ni tampoco tiene monjes que den las clases, es un centro turístico, solo  lo visitas y  se realizan algunos eventos deportivos, los auténticos monjes de Shaolin  han salido del templo y hoy en día tienen sus escuelas en otras partes de China, Europa y EU,  lo que si hay es cientos de turistas al día que se toman la foto adentro. Mucha gente te ofrecerá mañosamente ir a estudiar al Templo Shaolin de Henan, China , pero se trata de un juego de palabras para vender, ya que lo que realmente harán es enviarte a una escuela o a un instituto afuera del Templo Shaolin, con algún profesor. No decimos que eso sea malo, al contrario: hay muchas escuelas de prestigio y muy buenos maestros en esa zona, seguramente aprenderás muchas cosas valiosas, y por supuesto que vale la pena viajar para conocer el templo, pero lo que si esta mal es aprovecharse de la confusión, y mentir  a la gente para obtener lucro.

Da una visita a la lectura  “El Templo Shaolin de China en la actualidad” de nuestro website.

* Imagen :   Poema del autentico linaje de Fu Yu, de la secta Caodong , monjes guerreros de Shaolin:

 

¿ El numero de generación indica que monjes son de mayor rango ?

No,  nada mas lejano de la realidad,  las generaciones de los auténticos monjes de Shaolin se utilizan para saber quien le enseño a quien como una especie de récord,  pero históricamente la última generación de auténticos monjes de Shaolin que son los niños que fueron ingresados al templo en los 60’s  por instrucción del Abad  Shi Xing Zheng  aprendieron todos de todos ,  es decir  cuanto los monjes viejos se dieron cuenta que les quedaban pocos años de vida tomaron un puñado de niños  los asignaron a distintos “Padres” o sifus  y despues todos los niños aprendieron de todos los monjes viejos  para poder preservar el arte ,  entonces  todos estos niños que son los actuales últimos monjes de Shaolin como Shi Yan Ming tienen distintas generaciones por que tuvieron distintos “padres”  pero  todos aprendieron de los mismos maestros.  Ahora con el tiempo algunas personas mañosamente utilizan el número de generación para sentirse más o mejores que otros , es decir si Shi Yan Xio es de la 34 generación yo digo que por ser de la 33  soy mas  antiguo  o respetado y no tiene nada que ver.

Por ejemplo  Shi Miao Xing es uno de los monjes viejos que volvio al templo tras la última destrucción, su generación es la 36 , entonces  cualquiera podria pensar que tiene un menor rango que Shi Yan Ming ( 34 )  pero al contrario , fue uno de  sus  maestros.

En la foto el último grupo de  niños adoptados por el Abad Shi Xing Zheng en los 60’s , en la tercera fila (hasta arriba) el 3ero de derecha a izquierda se aprecia un jovencito  Shi Yan Ming, bajo el brazo derecho del Abad un pequeño Shi Yan Xio , y al centro el más  pequeñin  Shi De Yang.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Por que le llaman a Shi Xing Zheng  el gran último Abad de Shaolin? 

Esto se debe a que los monjes de Shaolin auténticos que vivieron y se entrenaron en el Templo antes de que este fuera transformado en un centro turístico no reconocen a el actual Abad  Shi Yong Xin.  Esto es un tema muy largo para debatir y además un tema delicado pero los hechos son que Shi Yong Xin no se crío en el Templo Shaolin como los otros monjes sino que vino del Templo del Caballo Blanco ( otro templo budista en China ) y fue impuesto como Abad para suceder a Shi Xing Zheng quien ya se encontraba de edad avanzada y estado de salud delicado.  Shi Yong Xin nunca practico kungfu Shaolin pues sufre de asma y ha sido cientos de veces acusado por la prensa China y la prensa internacional de “prostituir el Templo Shaolin” para sus propios intereses, ha sido denunciado decenas de veces por sus propios seguidores y se le a acusado entre otras cosas de “Vender grados y reconocimientos oficiales”, prostitución,  enriquecimiento ilícito, desvío de fondos e incluso de no reconocer hijos que ha tenido con sus alumnas. Por todas estas razones los auténticos monjes de Shaolin se niegan a participar con el nuevo Abad y han en su mayoría salido de Shaolin para establecer sus propios Templos en otros lugares dentro de China , de USA y Europa.  En otras palabras  tomaron en sus manos la labor de difusión del autentico Shaolin lejos de participar con el nuevo Abad.  

En 1994 Shi Yan Ming se convirtió en el primer Monje Shaolin en desertar a Estados Unidos y denunciar lo que sucedía en Shaolin, al principio fue criticado fuertemente  , años después la revista Newsweek realizó un reportaje especial confirmando los abusos del Abad  y finalmente en el 2005  Shi De Yang se convirtió en el último monje de Shaolin en salir del Templo,  es decir de los niños que se criaron ahí  ya no queda ninguno dentro todos han salido a poner sus escuelas fuera.  Hasta la fecha cientos de escuelas alrededor del mundo se proclaman como “Centros Autorizados” del Templo Shaolin de China , una etiqueta que entre los conocedores lejos de causar admiración o respeto a causado rechazo.  

(Para saber más de este tema te recomendamos buscar en Google   “Shaolin Temple Abbot Scandals”.  ) 

 

 

 

Heng Yi

El Garrote de Shaolin

por Shifu Shi Yan Ming

“Chan Quan Yi Ti”: Las artes marciales y la filosofía no son sino una sola cosa.
El cuerpo es la mente; la mente es el cuerpo. No se pueden separar.


Shifu Shi Yan Ming - Forma de Garrote de Shaolin


A lo largo de la historia del Templo Shaolin, ha habido muchas leyendas y mitos famosos que son la fuente de rumores y creencias sobre las habilidades de los Monjes Shaolin. Quizás la más famosa es la historia de cómo trece monjes salvaron la vida del emperador Li Shi Min, que a cambio otorgó muchos regalos y honores al Templo Shaolin. Cuando estaba en el poder, le dio 40 qing (660 acres) de tierra al Templo, un Ziluo Jiasa (túnica púrpura) a cada monje, y todos los monjes recibieron el título de General. Al Templo también se le permitió tener su propio ejército.

Si puedes visitar el Templo Shaolin, verás algunos restos y reliquias que todavía hablan de aquellos tiempos. Uno de ellos es una enorme y verde estela (monumento de piedra) que el propio Emperador firmó. También hay dos árboles que pasan casi desapercibidos por la gente común. Pocos saben que esos árboles estuvieron ahí el día en que el Emperador otorgó los títulos, y que por lo tanto también recibieron el título de General, junto con los monjes. Se llaman Da Jiang Jun, “Gran General Árbol”, y Er Jiang Jun, “Segundo General Árbol”. Tienen miles de años de edad, y algunos de los garrotes de los monjes se han tomado de ellos. Este ejemplo de la historia de Shaolin es un gran ejemplo de “Chan Quan Yi Ti” (Literalmente, el puño y el Chan son un sólo cuerpo). La mezcla del Budismo Chan y las Artes Marciales es lo que acuñó el dicho “Shaolin quan bang tian xia wu lin zeng zong” (El puño de Shaolin y el garrote de Shaolin son los mejores bajo el cielo).

Los monjes de Shaolin han practicado las formas de manos y de garrote por miles de años. La palabra “monje” es sinónimo de paz, de compasión, de armonía, de inteligencia, pero sobre todo de responsabilidad hacia las personas, ayudar a otros, compartir la filosofía con otros y comprender el sufrimiento de otros. Es por esta razón que cuando los monjes de Shaolin tuvieron la necesidad de ir a la guerra, para detener la violencia, o se veían obligados a pelear, evitaban usar armas que pudieran matar fácilmente, como las espadas o los sables. Era mejor usar técnicas de Chin Na (capturar y someter) o Dian Xue (Dim Mak en cantonés; presionar arterias y puntos específicos para dejar al enemigo inconsciente) y, en casos extremos, usar el garrote para noquear al oponente. Esperaban que cuando se despertara, el oponente se diera cuenta de que su lucha era innecesaria, y entendiera que matar a otros es malo. En el peor de los casos, cuando se despertara, no habría nadie ahí. Los monjes decian que el hombre caído debía darse cuenta que su pelea había sido inútil y aprender de eso. De esta manera, se convertiría en mejor persona.

Además de esto, el garrote de Shaolin se convirtió en una herramienta muy común. Cuando los monjes viajaban, no les gustaba cargar armas, pero un buen garrote es también una buena herramienta para quitar obstáculos del camino, saltar un arroyo o usarlo como bastón cuando se está cansado.

Cada estilo tiene su propia manera de mejorar sus técnicas y ventajas, y también muestran un método para que el practicante se mejore a sí mismo: “Qiang Za Yi Tiao Xian, Gun Da Yi Da Pian”. Esta frase significa que el practicar con el garrote ayuda al practicante a desarrollar un sentido del espacio y lo que hay a su alrededor, pues es un arma que se mueve en todas direcciones. Una lanza, por el contrario, se mueve en línea recta. Hay un dicho sobre los sables que dice “Dan Dao Kan Shou” (Cuando uses un sable, cuida tus manos), y “Shuang Dao Kan Zhou” (Cuando uses dos sables, cuida tus codos). Aunque estas armas también se usan en Shaolin, el garrote es la más popular y se considera el arma principal del Shaolin. Muchos de sus movimientos sacan provecho de sus cualidades, como el hecho de que se puede tomar por cualquiera de sus partes y se utiliza en todas las direcciones. Esto permite al practicante dominar un rango más amplio y dar golpes más fuertes, debido a la fuerza que obtiene cuando se utiliza de ciertas maneras. La flexibilidad del garrote es otro factor importante, pues obtiene una fuerza adicional al ser arrojado hacia un objetivo. Además, aunque el garrote no tenga filo como una espada o punta como una lanza, tiene los mismos efectos cuando se utiliza como tal. Un golpe directo administrado como si fuera una lanza puede ser igual de poderoso. También permite al practicante atacar con rapidez desde diferentes direcciones.


Shi Yan Ming - Garrote de Shaolin

“Yan Guan Liu Lu, Er Ting Ba Fang” – Los ojos pueden ver en seis direcciones, los oídos pueden escuchar en ocho. Al llegar a cierto nivel, no necesitas ver todo a tu alrededor, sino que tus sentidos se desarrollan lo suficiente para que puedas estar consciente de lo que te rodea tan sólo con escucharlo. En muchas formas y ejercicios de garrote, hay una parte donde los practicantes deben mover el garrote en formas elegantes y graciosas y en las ocho direcciones, haciéndolo girar con fuerza y destreza. Muchas personas creen que estos ejercicios se hacen sólo para fanfarronear o hacer alarde de las propias habilidades, pero cada movimiento se añadió por una razón específica. El practicante debe hacer estos movimientos con gran velocidad, pues al realizarlos el garrote debe usarse como un bat de béisbol para tirar piedras y otros objetos hacia los oponentes. cada movimiento debe hacerse siempre rompiendo los propios límites.

Los movimientos del garrote han originado algunas leyendas. Se dice que al hacer girar el garrote muy rápido, con los movimientos adecuados, puedes crear una especie de escudo que te puede proteger. Es decir, como el garrote gira tan rápido en todas las direcciones, no hay manera de atravesarlo sin ser golpeado. Se dice que incluso cuando los enemigos tirar rocas u objetos para atacar a los monjes, no podían alcanzar su objetivo. Los repelía el garrote. El dicho “Feng Yu Bu Tou” significa que ni siquiera el viento y la lluvia podían atravesar. Las leyendas cuentan de un monje al que le podías arrojar agua y no se mojaba. Repelía toda el agua – “Po Shui Bu Tong”. Esta creencia o filosofía es lo que realmente define lo que el practicante de garrote debe tener en cuenta cuando practique. Debes hacerte alcanzar el límite, alcanzar lo que parece un mito. Este reto constante es por sí mismo lo que confiere el dominio del garrote.

En el Shaolin todo tiene un significado, todo tiene un método y una explicación. Igual que en el dicho: “Chan Quan Yi Ti”, la filosofía Chan no sólo se expresa en rezos o en meditación; se expresa en todos los sentidos y en las artes marciales. Los movimientos de las artes marciales tienen un doble sentido: el sentido marcial y su base en el Chan. Por ejemplo, hay movimientos en las formas de garrote donde parece que el monje está cortando el pasto, como si el garrote fuera un machete o tijeras. En el combate, este movimiento se utiliza para hacer caer al enemigo al golpear sus talones. Pero este movimiento tiene un cimiento que los practicantes deben siempre recordar: el cortar la hierba en sus vidas, que significa ver las cosas con más profundidad y claridad, sin que la hierba las cubra. Para los monjes, la hierba también representa las cosas malas que tenemos que limpiar de nuestras vidas.

Templos Shaolin en el mundo

Templos Shaolin de Shi Yan Ming en el mundo:

Templo Shaolin de Chile
Calle 9 Oriente 3 y 4 Sur Nro 871,
fono 56 (71) 224266, Talca

www.temploshaolinchile.com


Templo Shaolin en Argentina

Lacroze 5031 – Villa Ballester Partido de San Martin,
CP 1653 Buenos Aires – Argentina
www.usashaolintempleargentina.com

 


Templo Shaolin Austria
Markhofgasse 19
1030 Wien
www.shaolintempel.at


USA Shaolin Temple
446 Broadway, 2nd Floor
New York City, NY 10013
www.usashaolintemple.org

Shi Yong Quian


Shi Yong Qian es el Shifu de Shifu Shi Yan Ming. Nació en la aldea de Linru, que hoy es parte de la ciudad de Ruzhou muy cerca del Templo de Shaolin.

Al igual que Shi Yna Ming, entró al Templo a una edad muy temprana.

El fue el primer monje en llegar al Templo después de los seis que protegieron Shaolin durante la revolución. El Abad Shi Xing Zheng, Shi Wanheng, Shi Suxi, Shi Suyun, Shi Dechan y Shi Miaoxing.

Él fue el primer discípulo del Abad Xing Zheng, y es el de más edad en la 33ª generación del Templo de Shaolin. Es llamado “Da Shixiang” (Hermano Mayor) por los otros de su misma generación.

Aunque actualmente no entrena artes marciales, su entrenamiento, conocimiento y comprensión de la filosofía Shaolin del Chan es muy amplia.

Todavía vive dentro del Templo de Shaolin en la actualidad.

Shi Xing Zheng

Shi Xing Zheng

Traduccion: Hilda leyva

El Abad Shi Xing Zheng entró al Templo a la edad de seis años. En 1986 se convirtió en el primer Abad de Shaolin en casi 300 años;

El 29° desde que Batuo estableció el Templo en el año 495.

El Abad Xing Zheng falleció en 1987.

A través de los años hizo cosas maravillosas para el templo.

En 1928 un amo de la guerra, llamado Shi Yousan quemó el Templo e hizo que ardiera durante cuarenta y cinco días.

El Abad Xing Zheng salvó muchos libros y sutras de la biblioteca de Shaolin, enterrándolos bajo tierra.

Durante uno de los ataques, mientras trataba de sacar más textos de la biblioteca, pedazos de escombro cayeron golpeando su ojo izquierdo, del que perdió la vista.

En el periodo de la Revolución Cultural (1966-1976) trabajó como granjero para obtener alimento para el Templo. Hizo y vendió tofu en los pueblos vecinos para tener dinero para el Templo.

También durante esta época usó ropa normal y cambiaba de lugar constantemente para evitar a los Guardias Rojos.

Después de la muerte de Mao Zedong en 1976, el Abad Xing Zheng fue a Beijing en numerosas ocasiones para hablar con la gente en el poder. Aun cuando todas las religiones habían sido prohibidas durante los años de la revolución, trató de cambiar el punto de vista del gobierno, argumentando que el Budismo contenía filosofía y conocimiento, cosa que no era mala para las personas en China.

Habló con el gobierno frecuentemente y esto ayudó no solo al Budismo y al Taoísmo, sino a todas las religiones. En 1978 el gobierno se abrió diciendo: “Libertad de Creencias Religiosas”;la gente era libre de creer en lo que quisiera.


Templo Shaolin de Henan


La realidad sobre la situación actual del Templo Shaolin de China queda al descubierto en el reciente viaje de los discípulos de Shi Yan Ming a China.  ¡Lee toda la crónica!


El Templo Shaolin de Henan en la Actualidad

Por Shi Heng Yi (Daniel Corona)

 

 

Hace 7 años que Sifu Shi Yan Ming visitó China por última vez. Muchas cosas han pasado desde entonces y ahora creo que Sifu empieza a sentir que debe visitar pronto a sus maestros más viejos, pues un día muy cercano ya no estarán. Así que ha decido volver a Shaolin a visitar a sus seres queridos, familiares y amigos, en una travesía hacia oriente a la que ha invitado sólo a un pequeño grupo de discípulos y estudiantes, principalmente de EU y de algunos países donde Sifu tiene representación.

 

Templo Shaolin de Henan

 

 

7º Día de la travesía de Shi Yan Ming y sus discípulos por La República Popular China

Llegada a Louyang y Dengfeng

 

Apreciar a todos los budas de Louyang nos ha tomado casi todo el día y hay que correr al autobús que nos llevará a Deng Feng. Nuestro chofer, “Mad Max”, como lo han llamado los chicos por la forma en que maneja, hace gala de su pericia al conducir y hemos llegado en tiempo récord, pero no lo suficiente como para aprovechar el día. Así que Heng Zhou realiza una vez más la votación para decidir que hoy pasaremos el día en la escuela de Artes Marciales Shi Xiao Long del amigo de Shi Yan Ming, quien nos ha invitado a conocer su escuela y practicar con ellos. Así que nos dirigimos a Deng Feng, pero a la ciudad, no al Templo, que está a unos 10 minutos de la ciudad.

Al entrar a Deng Feng, muchas dudas se han aclarado. Es increíble la cantidad de escuelas de artes marciales. Parece un pueblo dedicado todo al arte marcial. Las calles llenas de negocios y avenidas amplias muy modernas y con luces de neón donde todo se llama Shaolin: “Shaolin Breakfast”, “Shaolin Weapons Store”, “Shaolin Car Servce (Servicio de lavado de autos Shaolin)”. Hacia donde voltees, dice “Clases de Kung Fu”, “Clases de auténtico Shaolin”, “Escuela Shaolin de Kung Fu”, “Escuela Kung Fu Wu Shu Shaolin”, “Monjes Shaolines auténticos aquí”;  en las calles te dan folletos y volantes de “aprende con monjes shaolines auténticos”, “¡Vuélvete discípulo Shaolin! ¡Todo incluido! Hospedaje y clases” (Sifu Shi Yan Ming muere de la risa cuando le toca un incauto que le ofrece un volante de estos). En fin, ¡todo es Shaolin! Andy, nuestro guía, nos explica que la población en Deng Feng es de 100,000 habitantes, donde 15,000 son estudiantes de Kung Fu y 5,000 estudian otras artes marciales. En las calles, caminan niños vestidos de artistas marciales, otros cargando armas y dummies. En total, Deng Feng tiene 80 escuelas de Wu Shu Kung Fu, que albergan en sus habitaciones a 12,000 de los 15,000 estudiantes, el resto son turistas que se albergan en hoteles.

Hemos llegado al punto clave de nuestra expedición por China. Todos están listos para visitar el Templo Shaolin. Cada quién trae su cámara, dos baterías, estuche, etcétera No pueden fallar las fotos hoy. Por primera vez, veremos de qué se trata realmente el Templo Shaolín, así que ¡vámonos ya! Templo Shaolin de Henan China

El camino es bonito, pero muy moderno para mi gusto. Me imaginaba algo así como un camino de terracería o de piedra. ¡Esto es una autopista de cuatro carriles! El viaje dura sólo 8 minutos gracias a “Mad Max”, y al llegar siento que me equivoqué de lugar. ¿Seguro que es aquí, Mad Max? Esto no parece el Templo Shaolín. Esto parece Six Flags o Disneylandia. Comercios por todas partes, autobuses con turistas franceses, españoles, estadounidenses y chinos, principalmente, hacen fila para entrar al estacionamiento. Hay letreros de “Aprende Kung Fu con verdaderos Shaolines” en las tiendas. El colmo: ¡las cabinas de teléfono público tienen un Da Mo de adorno! ¡Y la entrada cuesta nada más y nada menos que 250 yuanes (350 pesos)! Pagamos y entramos por los torniquetes, y de ahí hay que caminar un poco más. Pasamos a un lado de la escuela de wushu que está dentro del Templo Shaolín, llamada Wu Shu Kwon, donde el director está esperando a Sifu para saludarlo y tomarse unas fotos con él. Ambos ríen y parecen contentos, pues no entiendo nada de lo que hablan. De ahí, seguimos caminando hasta llegar al Templo Shaolín. La puerta de entrada es exactamente como se ve en las películas y revistas, excepto que está llena de gente tomándose la foto. Al entrar, hay que dar empujones y jalones para que te den un minuto para sacarte la tuya, pero no me puedo ir de China sin tener mi clásica foto a la entrada de Shaolín, así que hay que usar el Kung Fu para dar un par de empujones más y que Heng Sheng corra a sacarme la foto. ¡Listo! ¡Quedo padrísima! ¡Ahora ya puedo regresar a México a decir que soy el único chilango de 1.70 de altura con complexión delgada, y de pelo negro que ha estudiado en Shaolín!

Después de las fotos, entramos a los patios del Templo, no se puede ni caminar de tanta gente que hay. Un grupo de monjes vestidos de naranja está a la entrada ofreciendo incienso, y uno de ellos reconoce a Shi Yan Ming y lo saluda, pero Shi Yan Ming no se acuerda de él y le pregunta “¿Quien es tu maestro?” El joven responde, “No soy de aquí, sólo trabajamos medio tiempo, pero lo he visto a usted en la televisión”. Seguimos avanzando, y en encontramos a otro monje ofreciendo incienso a los turistas a la entrada de un salón. Sifu lo saluda y el monje se le queda viendo como haciendo un esfuerzo por reconocerlo. De pronto, se le abren los ojos y exclama “¡Shi Yan Ming! ¡Eres tú!”, y ambos ríen y se dan un abrazo y platican un poco. Un compañero de Nueva York se aproxima a Sifu y le pregunta, “¿A él sí lo conocía? ¿Es monje?”, y Sifu le responde, “Él era el conserje cuando yo vivía aquí”. Continuamos caminando, y a mi paso volteo a todas partes y me pregunto, “¿dónde entrenaran los monjes? No hay ni un pedacito de patio libre para practicar”. Le pregunto a Andy, nuestro guía, “Andy, ¿me harías favor de traducir? Quiero preguntar a los monjes de aquí dónde entrenan y si puedo tomar unas fotos”. Andy me acompaña y le preguntamos a unos chicos literalmente “disfrazados” de monjes, que responden, “No lo se. Nosotros sólo usamos el uniforme de trabajo, pero los que practican artes marciales están afuera en las escuelas”.

Los monjes Shaolin que aún vivían en el templo hasta antes de su apertura al público en los años 80 han decidido que lo mejor para ellos es abrir sus escuelas en las afueras de Shaolin y en otros países, así que todo el día pasa sin que veamos a uno solo practicar. Entonces, ¡Pues qué diablos! ¡Nosotros practicaremos en su lugar! Heng Zhou, el mayor de nuestra comitiva de Nueva York, se abre paso en un rincón a la entrada del Templo y nos hacemos un cuadrito para practicar. La gente se nos queda viendo y nos empiezan a tomar fotos y aplaudir. ¡Que ironía! ¡Estudiantes Nueva York practicando Kung Fu en el Templo Shaolin de China, teniendo como espectadores a un grupo de amigos chinos disfrazados de monjes que nos aplauden y ríen cada vez que Zhou hace un mortal!

Creo que ya visitamos todos los puntos del lugar, hasta que Sifu nos dice, “Esperen aquí”, entra por una puerta que da a un pasillo diferente, donde no está permitido el paso al público, y tras unos cinco minutos sale y nos dice que pasemos. Al entrar, hay un área restringida y llegamos a un lugar donde hay unas habitaciones. Aquí es donde realmente viven los pocos monjes Shaolín auténticos que quedan, y aquí está el maestro de Shi Yan Ming esperándonos para invitarnos unos fideos. Éste es el momento que habíamos estado esperando, conocer el auténtico Shaolin y no el del turista. Pero a decir verdad no hay mucho que conocer; de los monjes que aún viven ahí, sólo unos pocos practican artes marciales. Los demás hacen lo que Sifu llama “Sleeping Style, el Estilo Dormilón”. La verdadera actividad fuerte de las artes marciales está afuera, en las escuelas de wushu. Sobre todo, la gente prefiere la del Wushu Kwon y la de Shi Xiao Long, que son las más prestigiadas. Pero de cualquier forma, el simple hecho de estar aquí, en una sala privada del Templo Shaolin, compartiendo unos fideos con nuestro abuelo-maestro, “Shi Gong”, es fascinante. Esto es a lo que veníamos, a conocer a la familia, y creo que ha valido la pena. Shi Heng Zhi, nuestro hermano mayor, levanta un vaso y dice a Shi Gong, “Creo que hablo por todos: queremos agradecerle que nos haya recibido y este ha sido el momento más emocionante de todos. Siento que viajé miles de kilómetros, y aún así me siento en casa”.

El resto de los sucesos los contaremos poco a poco en otros artículos: sobre qué es el Templo Shaolin hoy en día, y todo lo demás que visitamos ahí mismo en los días siguientes, como la cueva de Da Mo, los pozos de agua de Hui Ke, la tumba de Fu Yu y muchas cosas más. Pero creo que lo que dice Sifu es más que cierto: “El hecho de visitar el Templo Shaolin de China te resuelve muchas dudas”. Cuando sabes lo que fue y ves lo que es ahora, es cuando más valoras el poder contar con alguien como Sifu en nuestro país; es entonces cuando te das cuenta de todo lo que vale el poder aprender de un auténtico monje Shaolín, no uno de medio tiempo, sino de poder tener un contacto con lo que realmente fue hace años el Templo y su autentica filosofía.

Mi conclusión particular es que el Templo Shaolín de China es un símbolo, así como el Ángel de la Independencia o las ruinas de Teotihuacán lo es para nosotros, pero nadie va a las ruinas de Teotihuacán a aprender antropología; para eso se va a la universidad, y después de la universidad regresas a las ruinas a apreciar y observar lo que aprendiste. Eso es lo que yo creo que es Shaolin hoy en día. Los auténticos monjes de Shaolin que aún quedan viven en el extranjero ,donde han puesto sus escuelas, y los que quedan en el Templo Shaolin de China, no toman discípulos de ninguna otra nacionalidad, más que niños que, con el consentimiento de sus padres, dedicarán su vida al proceso de recibir el legado de su mentor, que incluyen el arte marcial, en una tercera parte, y la religión el resto del tiempo. Lo que sí hay es miles de extranjeros en las escuelas de los alrededores, y la verdad es que ya hay muy poco interés en China por volverse monje Shaolin. Es decir, ¿para qué? Si quieres aprender artes marciales, las mejores escuelas de China están en las afueras del Templo, y no tienes que vivir modestamente ni hacer vida monástica. Entonces, pues no tiene mucho caso. Somos nosotros, los occidentales, los que estamos obsesionados con la idea de poder decir “Soy Monje Shaolin”, cuando buscamos impresionar a los incrédulos y ganar adeptos para nuestra escuela. Pero platicando con unos chicos de la escuela de Shi Xiao Long, les pregunto: “¿No desearían ser monjes de Shaolin?”, y me responden, “¿Para qué? ¿Estar todo el día encerrado sin hacer nada, ayunando y sin poder hacer lo que yo quiera? ¡Para nada!”

Al final del día, Sifu Shi Yan Ming nos reúne y nos dice, “Por eso era importante que vinieran, para que ustedes mismos resolvieran sus dudas, y por esto es importante que construyamos el Templo Shaolin de Estados Unidos, para que la enseñanza antigua y original tenga un lugar dónde renacer y poder servir a mucha gente”.

Continua leyendo día a día la travesía por China en nuestro blog: www.KungFu.org.mx

Visita la galería de imágenes del viaje en:  http://www.kungfu.com.mx/galeria/

Monjes Guerreros de Shaolin

Monjes Guerreros de Shaolin
Por Guillermo García Salmorán

Publicado en la revista “Mundo Marcial” año II num 9

Un monje es una persona que lleva una vida totalmente ascética y sigue diferentes reglas de acuerdo a la religión que cada uno tiene. Los monjes son personas pacíficas, entregadas en cuerpo y alma a su religión, se alejan de la vida mundana para poder alcanzar un alto grado de espiritualidad, no pelean y no pueden causar ningún daño a su prójimo, sino todo lo contrario; sin embargo, en la antigua China existió un famoso templo—aún en nuestros días— llamado Shaolin. De ahí unos monjes guerreros saltaron a la fama por su habilidad en la lucha cuerpo a cuerpo, en la lucha con armas y sus extraordinarias demostraciones de poder interno. Estos monjes son conocidos como los guerreros de Shaolin.


[Read more…]

De Shaolin a Nueva York

De Shaolin a Nueva York – Entrevista con Shi Yan Ming
Por Raul Tortolero – La Revista del Periódico El  Universal

El monje guerrero que escapó de China


Por Raúl Tortolero

Sólo unos cuantos están considerados como “Héroes Shaolin” dentro del ancestral templo del mismo nombre.
Se alcanza ese estatus a través de décadas de esfuerzo. Y son menos quienes son catalogados por el gobierno chino como “Tesoro nacional”. Shi Yan Ming obtuvo ambos reconocimientos. Entonces decidió vivir en Estados Unidos.

La gente se revolvía con expresión confusa, el rostro pálido por el cansancio de los vuelos, en la sala de llegadas del aeropuerto de la ciudad de México. Es el mediodía del lunes 24 de Octubre de 2004. Avanzan lentos rodando maletas los recién aterrizados. Menos uno. Un tipo rapado y correoso, de 1.65 de estatura, ojos orientales, sin un gramo de grasa. Da largos y
rápidos pasos. Prendido, energizado. Sus dos acompañantes Heng Po y un muchacho del Bronx lo siguen, no tan despiertos como él. De pronto reconoce al artista marcial Daniel Corona  -uno de los más activos de México- y exclama: “¡Chi!”, saludando con una expresión clásica en el Kung fu, que significa “fuerza de vida”, o en caló chilango, aproximadamente: ¡Pila!, o ¡Ánimo”.
-¡More Chi, train harder!” -grita enseguida. Es decir: “¡Más fuerza, entrena más duro!”. Ésta es la frase de batalla de la escuela que fundó hace 10 años en Nueva York, el USA Shaolin Temple. Se trata del Sifú -o maestro- Shi Yan Ming, un monje de 40 años que desde los cinco entrenó en el mítico templo Shaolin, en la provincia de Henan, China. Shaolin es conocido no sólo por su práctica de budismo chan (zen, en japonés), sino por ser el caldo de cultivo de la mayoría de las artes marciales actuales.

Fundado hace 1500 años, el centro era ya budista chan cuando llegó un personaje legendario: Bodidharma. Un monje budista iluminado, que viendo a los monjes debilitados por largas meditaciones, ideó un sistema de movimientos para el desarrollo de la energía, el “chi”, que mejora la salud, previene enfermedades y es la base para el combate marcial. Ese es el nacimiento del Kung fu.

Kung fu” es el nombre occidental de la disciplina que en China se conoce como wushu, es decir, literalmente, artes marciales”; se basa en la filosofía clásica china y contempla varias formas de lucha: a puño, armada y rutinas, se describe en el libro El poder del Kung Fu de Wu Bin, Li Xingdong y Yu Gongbao.

AFILA TU CUCHILLO

El Kung fu significa la vida”, explica Yan Ming, con quien platicamos en un restaurant italiano, deglutiendo carne de res con cerveza. “Es entendimiento, respeto, paz y amor”. Y despliega su filosofía: “Del alba hasta entrada la noche, tienes que afilar tu cuchillo, debes afilar tu vida y retarte”. Y el Chan “es tu vida misma. La gente quiere demasiado, piensa demasiado y por ello te sientes mal.

Con el Chan lo simple es bello, todo lugar es tu templo. Lo puedes practicar donde quiera que te expreses en una forma magnífica”. Shaolin es legendario por dos causas: el budismo Chan y el Kung fu. Ambas, tradiciones conservadas y desarrolladas a través de todas las dinastías. Shi Yan Ming es el nombre que este duro maestro recibió al ingresar en ese recinto. “Shi”, en honor del fundador del budismo, Shakyamuni. “Yan” es 34 generación  de Shaolin, y “Ming” es brillante/perpetuo, como la rueda del dharma.
Este alegre mas impertérrito sacerdote es quien en 1992, al final de la primera gira de los monjes Shaolin -de quienes era el entrenador principal- por Estados Unidos, decidió quedarse en San Francisco, en parte por estar cansado de la vigilancia de 24 horas de los guardias rojas que restringían su trabajo, y porque deseaba brindar su sapiencia al mundo entero.

En China  no me permitían expresar mi filosofía. El gobierno hizo la revolución cultural durante 10 años, hasta 1976, cuando murió Mao. En ese periodo los soldados destruyeron muchos templos budistas que abrigaron durante generaciones cosas de valor, que no puedes comprar, incluyendo el templo Shaolin”, lamenta con voz suave y firme. Los monjes guerreros se dispersaron. Después del 76, algunos regresaron y el conocimiento ancestral siguió transmitiéndose.   

ESCAPANDO AL COMUNISMO

A la medianoche Yan Ming abandonó un hotel vigilado por agentes chinos, abordó un taxi sin saber una palabra de inglés, y a señas se alejó. Mientras, el líder del tour de los guerreros Shaolin se daba cuenta de que Yan Ming los había abandonado y llamaba a uno de los hombres más poderosos de Beijing, quien le advirtió que lo trajera de regreso.

El taxista, hastiado de no entender una sílaba, bajó a nuestro personaje en el primer restaurant chino. Ahí fue hospedado una semana al tiempo que enseñaba Kung fu a sus paisanos. Pero Yan Ming no se quedaría en EU para eso. Quería enseñar a todas las razas. Viajó a Nueva York. Con la ayuda de algunos discípulos rentó un espacio y empezó el primer Templo Shaolin fuera de
China, ahora ubicado en Manhattan. Importantes empresas televisivas como la BBC, Discovery Channel, MTV Europa, y la revista Time, le han dedicado amplios reportajes a este peculiar inmigrante, convertido en maestro de Björk y Wesley Snipes, entre otros famosos.

Mi misión en la vida es compartir mi conocimiento con tanta gente como sea posible”, explica. EU le concedió una tarjeta verde a las dos semanas. Y ha podido regresar a China dos veces. Enseña a gente de todo el mundo, a niños, abuelos, gordos y flacos. Pagando 120 dólares al mes -algo módico para Nueva York- se puede ser entrenado por un experto llegado de Shaolin, alguien capaz de romper ladrillos y tablas, de pararse de manos en dos dedos, alguien que puede dormir sobre un pie “como un gallo”. Alguien cuyo objetivo básico es difundir el milenario estilo Shaolin en Occidente.

BUDISMO SIN REGLAS

Del aeropuerto chilango Yan Ming se dirigió a las pirámides de Teotihuacan, antes de visitar Acapulco y luego Cuernavaca, donde impartiría un curso con asistentes de todo el país.

Este monje budista y gurú del kung fu se muestra decidido, alegre, fluido. A casi todo responde: “no problem, no problem”, al reír parece de 18 años, pero concentrado para asestar un golpe atemoriza. “Ser un practicante de Kung fu -dijo a People+arts- es ser tan suave como el algodón y tan duro como el acero”.

Los budistas no comen carne, no toman alcohol, ni se casan ni tienen hijos -Pero los monjes Shaolin no tenemos reglas -saborea una michelada-splendid, fantastic. Las únicas reglas son el amor, la paz, ayudar a los demás, y el respeto.
Llega al restaurant adjunto a las pirámides la barbacoa de chivo. La baña en salsa picosa y alaba su sabor. Pero rechaza el queso -¡Es malo para la circulación!
Yan Ming está casado con una coreana y tiene un hijo. Los monjes Shaolin rescataron de un secuestro al vástago de un emperador, usando el Kung fu, y por ello fueron exentados de toda privación -La vida es breve: todo el tiempo la estamos
celebrando -y va al sanitario bailando. Oscurecía cuando regresamos al DF. Daniel manejaba, íbamos escuchando “Killing me softly” en la voz tersa y sexy de Lauryn Hill. “Suena como una joya”, se extasiaba el monje, como niño. “La filosofía debe conducirnos a la felicidad”, respira.

Invitado por Daniel Corona, Yan Ming estuvo en nuestro país de Octubre a noviembre de 2004. Regresará a Cuernavaca, el 21, 22 y 23 de octubre próximos, a impartir su segundo seminario. Daniel Corona fundó su primera academia en esa ciudad en 2002, ahora convertida en el Templo Shaolin de México, AC, mediante una ceremonia oficiada por el huésped.

SHAOLIN ES LA VIDA

Está vestido como monje tibetano en naranja y amarillo. Es el mismo de quien la revista Time asegura que en China levantó 23 kilos… con los testículos.
“Sirve para desarrollar el chi. Se trata de pararte y sostener un peso. Sin problemas”, sonríe. Le pregunto qué piensa del dolor. “Es parte de nuestras vidas. Es bueno. Lo disfruto. Hay que tratar de disfrutarlo, sin quejarse. Primero un poco y luego más”.
Como fruto del entrenamiento Shaolin asegura: “Puedo dormir como un gallo sobre una sola pierna”. ¿Y cuál es el propósito de dormir así?, cuestiono. “Todos tenemos un cuerpo y una mente maravillosos: tenemos que usarlos, que expresarlos”. ¿Y qué me dice de pararse de manos durante 30 minutos? “Muy simple. Sin problemas. Tu cabeza se torna pesada, y sientes los ojos desencajados. No es peligroso, es positivo para la salud. Hoy lo haces 30 segundos, luego 31, y así”.

Todo le parece fácil luego de 35 años de practicar Kung fu. Ingresó a los cinco años en Shaolin.
“Recuerdo ese día como entrando a un lugar muy impresionante, muy pacífico, muy callado. En esa época no mucha gente iba al templo Shaolin, por la revolución cultural, en 1969”.

-Usted estuvo enfermo y se recuperó de pronto. Sus padres atribuyeron la curación a Buda -le pregunto.
-Estuve muy enfermo a los tres años. Casi moría. Mis padres gastaron todo el dinero, vendieron todo, incluyendo las sillas, la mesa, para salvarme la vida. Un médico usó acupuntura para curarme finalmente. Atribuyeron mi alivio a Buda.

Y narra sus impresiones en el templo: “El templo Shaolin es distinto de otros templos budistas. Ahí el maestro es como un padre, y con los alumnos se forma una familia”. Los maestros son reconocidos por su dureza con los discípulos. “Y si no
cambias, tendrás un problema. Podían dejarte en tus rodillas por cinco horas”. Empero, resume esa gran experiencia en una palabra: “Shaolin es la vida”.

Después de esa estricta vida monacal, podría no resultar cómodo vivir en la capital del dinero.
-¿No le molesta vivir en la capital monetaria de un imperio consumista, no muy religioso?
-Cuando camino por las calles y veo gente que no está feliz con sus vidas y me siento mal, y deseo que de alguna manera ellos puedan expresar sus vidas en otra manera. Por eso trato de tener más ramas del templo Shaolin de Estados Unidos, tantas como sea posible.

En su web site se explica que se pueden dar donaciones desde 10, hasta un millón de dólares.
-¿A usted le gusta mucho el dinero, trata de hacerse millonario?
-Lo desearía. Para comprar tierra y construir un templo, no hay duda al respecto. El punto es que necesitamos mucho dinero para comprar tierra y construir un auténtico templo Shaolin en los Estados Unidos. La gente tendría un espacio mayor, y así no
tendríamos que solicitar dinero. Podrían vivir ahí los discípulos, ser esa su casa, comer ahí.

-Podría criticarse que los monjes chan estén solicitando tales cantidades de dinero.
-La cosa es que tenemos gente que viene a entrenar desde Sudáfrica, Alemania, Austria, Rusia, Islandia, Australia y quieren quedarse ahí, pero no tienen el dinero para pagar el caro hotel, y no pueden cubrir ni sus comidas. Necesitamos más espacio.

Finalmente le pregunto qué fue lo más importante que aprendió en Shaolin, y qué fue lo más difícil. Y su respuesta es acaso una síntesis de un conocimiento milenario concentrado en este monje revolucionario que burló el yugo comunista:
“Lo más importante es entenderte a ti mismo. Lo más difícil es muy fácil: hay que retarse para practicar artes marciales”.

 

Fin.

De Shaolin a Nueva York – Entrevista con Shi Yan Ming
Por Raul Tortolero – La Revista del Periódico El  Universal

El monje guerrero que escapó de China

Por Raúl Tortolero